Sobre la rampa:

  • La consideración de obra de reforma parece interesada, puesto que hay indicios de que existía un proyecto con una pendiente menor, para aplicar unos parámetros más restrictivos. Aun tratándose de obra de reforma se deben aplicar los parámetros que permitan la utilización de los espacios urbanos de manera autónoma, cómoda y segura posible.
  • La aplicación de los parámetros máximos obliga a que la ejecución de obra se realice bajo una especial atención por parte de la dirección de obra, puesto que si la pendiente máxima se supera, la obra, tiene que rehacerse para que se ajuste al proyecto y licencias concedidas.
  • El mismo celo que debe poner la dirección de obra, cuando se aplican parámetros máximos, deben poner las autoridades y funcionarios responsables de los visados y conforme de la obra ejecutada.
  • Si finalmente la obra es recepcionada y se detecta posteriormente que no es accesible, debe abrirse, de oficio, expediente al responsable de la concesión de licencia de apertura o uso de la obra.

Sobre la ausencia de escalera:

  • La ausencia de escalera se ajusta estrictamente a la normativa de la comunidad valenciana, pero hay que hacer constar que para algunas limitaciones funcionales resulta más cómoda y segura la escalera que la rampa.
  • Existe divergencia en las normativas autonómicas en lo que respecta a la instalación de rampas. A modo de ejemplo la normativa de La Rioja exige que se instalen los dos elementos, escalera y rampa, en los pasos peatonales elevados.
  • La interpretación estricta de la normativa en este caso, no instalación de escalera, por no ser prioritaria, convierte a la rampa y ascensor en elementos obligatorios y por tanto hace que se ponga en cuestión la construcción de cualquier acceso peatonal que no cuente con rampas o ascensores.
  • Resulta contrario a derecho el inaugurar o poner en servicio itinerarios peatonales que no cuenten con rampas o ascensores y, por tanto, no es razonable que cuando se denuncia en un acto público que una obra no tiene acceso con rampa se justifique con el argumento de que la instalación de rampa o ascensor está contemplada en una segunda fase.

Sobre la instalación de ascensores:

Cabe destacar que una solución para paliar el incumplimiento de la normativa de accesibilidad en lo referente a longitud y pendiente de las rampas es la instalación de ascensores. Procede en este punto señalar la actuación de la Universitat de Valencia, que previa la inauguración de la biblioteca “Gregori Mayans” en el Campus de Tarongers, aceptó el que los responsables de accesibilidad de la Coordinadora de Disminuidos Físicos de Valencia vieran la obra, señalando que la longitud de la rampa de acceso superaba el máximo establecido y que dado que la pendiente era la máxima permitida era imposible de subir para la inmensa mayoría de personas con movilidad reducida. Pues bien, la Universitat asumió el incumplimiento y años después instaló un ascensor para acceder al nivel de entrada, situado en la primera planta.

Vista frontal del comienzo la rampa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies