La comunidad de Madrid da la espalda a la inclusión educativa

Hoy por Adrian, mañana por ti.

#AdriánNoEstáSolo

Una vez más los derechos de un niño con diversidad funcional se ven vulnerados por el sistema, que le niega la posibilidad de seguir escolarizado en un centro ordinario.

El pasado día 15 de noviembre la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, comunicaba a la familia de Adrian el requerimiento para que este fuese escolarizado contra la voluntad de su familia, en el CP EDUCACIÓN ESPECIAL Alfonso X el Sabio.

La familia del niño había solicitado medidas cautelares para que este pudiese seguir escolarizado en el CEIP Francisco de Quevedo, de Leganés, mientras se resolvía el recurso presentado al respecto, pero han sido denegadas.

Desde Solcom entendemos que la denegación de las medidas cautelares se debe una vez a una interpretación médico-rehabilitadora de la diversidad funcional. La mentalidad de los jueces sigue siendo un lastre para los niños y niñas con diversidad funcional, sigue siendo “normal” pensar que los niños y niñas con diversidad funcional deben estar apartados y estudiar al margen del resto. La segregación de nuestros hijos e hijas por ser diferentes no es el camino para crear una sociedad inclusiva en la que todos se desarrollen y tengan los mismos derechos.

Separar a Adrián de su centro de referencia, en el que ha estado escolarizado siempre y de su entorno, causaría un perjuicio irreparable. Este hecho está en contra del derecho-principio del interés superior del niño (reconocido en los artículos 3.1 de la Convención sobre los Derechos del Niño, en el 7.2 de la Convención de la ONU sobre los derechos de las Personas con discapacidad y del articulo 2 de la Ley Orgánica 8/2015 de 22 de julio de modificación del sistema de protección a la infancia y la adolescencia), además como se interpreta en el párrafo 4 de la Observación General nº 14 sobre el derecho del niño a que su interés superior sea una consideración primordial (articulo 3)

“El objetivo del concepto de interés superior del niño es garantizar el disfrute pleno y efectivo de todos los derechos reconocidos por la Convención y el desarrollo holístico del niño”; siendo precisamente uno de esos derechos el derecho a la educación inclusiva que reconoce el artículo 24 de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad”.

Viendo a Adrián como un niño que tiene el pleno derecho a la educación en igualdad de condiciones que los demás niños, propia del modelo social de la diversidad funcional, el daño puede ser importante e irreparable para Adrián de producirse su expulsión del colegio ordinario, desde SOLCOM apoyamos y respaldamos todas las acciones emprendidas por la familia del menor a este respecto.

Con el apoyo de nuestra asociación y de otras, involucradas en este caso, se ha convocado una concentración en las puertas del Colegio Francisco de Quevedo de Leganés, mañana martes 21 de Noviembre a las 15,30 horas.

Por el derecho de todos los niños a ser escolarización en igualdad, os esperamos.

¡NO A LA SEGREGACIÓN, SI A LA INCLUSIÓN!

Contactos:

Madrid, 20 de Noviembre de 2017

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies