El acto, celebrado en la Universidad de Comillas (ICADE), ha discurrido satisfactoriamente. La directora de la Cátedra Santander de Derechos y menores (Clara Martínez) hizo de anfitriona y tras las presentaciones, dio paso a las intervenciones de la Presidenta de SOLCOM (Carmen Morales), que hizo un emotivo recuerdo a todas las familias y niñas y niños con diversidad funcional que tanto han sufrido durante estos años sin que nadie diera crédito o respaldará sus reivindicaciones. Posteriormente, Alejandro Rodríguez-Picavea Matilla (Miembro del Consejo Asesor de SOLCOM), contó cómo había surgido la Demanda y los pasos que hubo que ir dando durante los cuatro años que ha durado, haciendo un reconocimiento también a Giulia Foschiani y Javier Romañach como responsables con el de la demanda que se presentó en septiembre de 2014. Hizo, además, un llamamiento a que este Informe suponga un inicio para replantear un nuevo sistema educativo.

A continuación, tomó la palabra Ignacio Campoy (Profesor de Filosofía del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid) que analizó el informe desde el punto de vista jurídico de una forma brillante, puntualizando las resoluciones y recomendaciones del Comité reflejadas en el documento. Destacó la importancia del informe como referencia para el ámbito jurídico y que sienta las bases para una nueva forma de entender la educación inclusiva. Forzando que, más allá de cualquier tensión, es un derecho humano que debe cumplirse, ya que es un derecho de las niñas y niños con diversidad funcional pero también del resto de niñas y niños a poder conocer y educarse junto a estos niños.

Por último, intervino Gerardo Echeita (Profesor de psicología Evolutiva de la Universidad Autónoma de Madrid), que destacó la importancia de trabajar de forma colaborativa entre diferentes personas de distintas áreas para poder conseguir juntos un objetivo común, como es este Informe. También destacó la importancia que supone el informe para una reestructuración y adecuación del sistema educativo desde la base. Destacó la importancia de incorporar a los profesionales de los centros de educación especial a una escuela inclusiva en la que todos se eduquen juntos, y la necesidad de cambiar los informes psicopedagógicos para que los orientadores no se vean en la encrucijada de tener que elegir el camino de la escuela ordinaria o la especial a la hora de valorar a las niñas y niños con diversidad funcional.

Hubo posteriormente un turno de preguntas y respuestas, con intervenciones muy interesantes del público, que pusieron de manifiesto la realidad que viven los padres y los profesores. Al final, hubo que finalizar el acto, a pesar de que había ganas de seguir debatiendo, y con algunas preguntas sin poder contestar. Por esto, desde la Cátedra Santander, su directora emplazó a realizar una segunda jornada informativa y así seguir debatiendo. La conclusión fundamental en la que todas las personas presentes coincidían es que este Informe debe sentar las bases para realizar un cambio, que la sociedad debe conocerlo y hay que sensibilizar no sólo a todas las personas implicadas sino también a la sociedad en general para poder llevar a cabo ese cambio de mentalidad y paradigma que supone la Convención y ahora el Informe del Comité.

Desde SOLCOM queremos agradecer tanto a los Profesores Campoy y Echeita, la Universidad de Comillas (ICADE) representada por Clara Martínez, directora de la Cátedra Santander, por su hospitalidad y facilidad a la hora de realizar esta Jornada.

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies