Alejandro Rodriguez-Picavea miembro del Consejo asesor de SOLCOM participó el 5 de marzo de 2020 en la jornada sobre las clínicas jurídicas en la Universidad Carlos III de Madrid. En su intervención hizo un repaso sobre el inicio de la colaboración con el Instituto de derechos humanos y los profesores Rafael de Asís e Ignacio Campoy, que les abrió las puertas para poder participar en las clínicas jurídicas. SOLCOM desde sus inicios ha podido contar con esta colaboración mutua, que ha sido beneficiosa para ambas partes.

Destacó la importancia tanto para los alumnos y alumnas, por tratarse de casos reales y contactar con las personas sobre las que realizan los informes, así como para el profesorado y finalmente para las organizaciones. Es una colaboración positiva para todos, que pone en contacto a la sociedad civil con el mundo académico y los estudiantes. Que aprenden y conocen una realidad que les servirá en el futuro para poder ejercer su profesión, ya que estas Clínicas están dirigidas a personas vulnerables. Finalmente propuso como reto del futuro un mayor conocimiento de las clínicas tanto en la Universidad como fuera de ella, un mayor reconocimiento para estudiantes y profesores y que esos informes finales puedan ser vinculantes y servir para las organizaciones y personas destinatarias en defensa de sus derechos.

Te puede interesar