La discriminación por motivo de su diversidad funcional, los malos tratos y la segregación en educación, no son asuntos dignos de consideración según una reciente resolución del Tribunal Constitucional, que no ha admitido a trámite la demanda de amparo formulada por los padres de un niño, que fue objeto de malos tratos físicos y morales en un centro de educación en León.

Rubén llevaba ya varios años perfectamente integrado en un centro de educación pública, y como sorprendente consecuencia de los malos tratos, fue segregado a un centro de educación especial, en contra de la voluntad expresa de los padres.

Sus padres además, han sido imputados por un delito de abandono, al negarse a llevar a su hijo a un centro segregado.

Campaña “Un cole para Rubén”: Firma en change.org

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies